domingo, 13 de enero de 2013

Año nuevo, desempleo viejo



Llevaba desde julio sin actualizar el blog. La verdad es que no tenia tiempo de escribir ningún post por mi horario laboral y los fines de semana lo único que me apetecía era descansar.
Pero eso ha terminado. Los Reyes Magos me han traído una nueva temporada al paro y veremos cuanto dura en esta ocasión.
Con mi escepticismo natural en mí y tal y como veo el mercado laboral en esta nuestra comunidad de La Rioja, las esperanzas de encontrar trabajo de forma inmediata no pasan de ser mera ilusión o absurda utopía.
Quizás sea el momento de actualizar mis conocimientos, tengo algunas lagunas formativas que habría que solucionar, siempre que encuentre un curso que se adapte a mis necesidades y sea gratuito, que no está la economía para alegrías.
Pero eso no quita para que si surgiera la oportunidad de un trabajo cuyas condiciones me atraigan e interesen lo acepte, el tiempo dirá como caza la perrita.

En relación al blog, mi intención es que al menos haya un post semanal como mínimo. Tenemos seis millones de motivos en España para seguir reivindicando que todos aquellos que tienen capacidad para hacerlo, muevan ficha y se propicie la creación de empleo, porque si nos limitamos a esperar que los bancos activen el crédito y las empresas inviertan y amplíen plantillas, los seis millones de parados actuales pueden seguir aumentando y no hablaríamos no solo de una generación perdida, sino de una catástrofe social de la que nos recuperaremos cuando las ranas críen pelo.
En relación con la inserción laboral de personas con discapacidad, estamos en lo de siempre: Sin crisis éramos el último colectivo en conseguir trabajo, de modo que ahora, que la crisis campa por sus respetos por todo el país, somos, como dijo el fallecido entrenador de fútbol, Manolo Preciado, "la última mierda que cagó Pilatos". Y no tiene pinta de que mejore en mucho, mucho, mucho tiempo.
Y esto es todo de momento, la próxima semana más. No hagáis nada que yo no haría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada